Recovering the US Hispanic Literary Heritage Digital Collections

To Su Excelencia Calvin Coolidge, Presidente de los Estados Unidos de America, Palacio Presidencial, From Alonso S. Perales, Febrero 14 de 1927.

Item

pera0072.jpg
pera0072_001.jpg
pera0072_002.jpg
pera0072_003.jpg

Dublin Core

Title

To Su Excelencia Calvin Coolidge, Presidente de los Estados Unidos de America, Palacio Presidencial, From Alonso S. Perales, Febrero 14 de 1927.

Subject

COMPLAINT letters
CRIME
COOLIDGE, Calvin, 1872-1933
PERALES, Alonso S., 1898-1960
DISCRIMINATION against Mexican Americans
MURDER
MOODY, Daniel James, 1893-1966
GARNER, John Nance, 1868-1967
SHEPPARD, Morris, 1875-1941
DUE Process of Law

Description

Complaint letter written to President Calvin Coolridge detailing the unjust arrest, treatment, and murder of men of Mexican descent in Raymondville, Texas. Accused and arrested for the murder of the Willacy County sheriff, the men were mistreated and then taken outside the Raymondville city limits, then murdered.

Creator

Perales, Alonso S.

Source

Date

1927-02-14

Contributor

Letter to President Calvin Coolidge from Alonso S. Perales regarding the murder of five prisoners who were suspected of killing two deputies of Willacy County, Texas. The Willacy County Grand Jury refused to prosecute the murders.

Rights

Content compilation of The Latino/Hispanic American Experience Leaders, Writers and Thinkers copyright 2012 by Arte Publico Historical Collections. All rights reserved.

Relation

Format

JPEG

Language

Spanish

Type

Text

Identifier

pera0072

Coverage

WASHINGTON (D.C.)
WILLACY County (Tex.)
RAYMONDVILLE (Tex.)

Scripto

Transcription

CARTA ENVIADA AL PRESIDENTE COOLIDGE PROTESTANDO CONTRA LOS ASESINATOS DE RAYMONDVILLE

Washington, D.C.
Febrero 14 de 1927

Su Excelencia
Calvin Coolidge,
Presidente de los Estados Unidos de América,
Palacio Presidencial

Excelencia:

El suscrito ciudadano americano de nacimiento, se toma la libertad de dirigirse a usted para participarle lo siguiente:

He recibido informes al efecto de que como el dia 7 de septiembre Tomás Nuñez, ciudadano mexicano, sus dos hijos, Benancio y José Nuñez ciudadanos americanos, Inocencio González, también ciudadano americano, y Mat Zoler, austriaco, fueron arrestados por el "Sheriff" del Condado de Willacy, Texas, porque se les sospechaba de estar implicados en la muerte de dos diputados del "Sheriff" de dicho Condado. Los informes que tengo en mi poder demuestran que después de haber sido cruelmente maltratados los prisioneros fueron llevados a un lugar fuera de Raymondville, Texas, y asesinados. Los individuos que los custodiaban entonces regresaron a Raymondville y declararon que habían sido atacados desde un bosque por personas desconocidas, que ellos habían devuelto el fuego y que durante el tiroteo de ambos lados los cinco prisioneros habían devuelto el fuego y que durante el tiroteo de ambos lados los cinco prisioneros habían sido muertos. En conexión con esa declaración es digno de tomarse en cuenta el hecho de que aun cuando los cinco prisioneros fueron asesinados los individuos que los custodiaban salieron ilesos.

La impresión general que predomina entre observadores imparciales de Texas, que están enterados de los detalles de este incidente, es que los cinco prisioners fueron asesinados por los Oficiales de Confafo de Willacy o por personas que obraron con pleno concocimiento y con el consentimiento de dichos oficiales, puesto que si, con alegan los individuos que los custodiaban, personas desconocidas les hicieron fuego y como resultado perecieron los cinco prisioneros, solo un milagro habría hecho posible el que los guardias salieran ilesos.

[page 2]

CARTA ENVIADA AL PRESIDENTE COOLIDGE PROTESTANDO CONTRA LOS ASESINATOS DE RAYMONDVILLE
-2-

La muerte de los oficiales que se alega fueron muertos en Raymondville poco antes que los cinco prisioneros fueran asesinados es la lamentarse de veras. Sin embargo, las autoridades del Condado de Willacy [strikeout:ae] hallaban ampliamente fadultadas [facultadas] para aprehender, procesar, condenar y castigar a los asesinos "en la forma prescrita por las leyes, pero no en otra forma. A propósito de esto me permito llamar su atención a la primera sección del Artículo XIV de la Constitución de los Estados Unidos de América que dice:

"Los Estados no podrán privar a ninguna persona de la vida, la libertad o los bienes de fortuna, sin el debido procedimiento legal, ni negar a nadie en su jurisdicción la igual protección de las leyes".

En una carta dirigida al señor W.T. Galliher, Presidente del Comité de Mil Ciudadanos, el dia 5 de enero de 1927, el Presidente Coolidge dijo, entre otras cosas:

"Todo gobierno de primera clase hace un esfuerzo honrado e inteligente por hacer respetar las leyes, y la norma de ciudadanía decae muchísimo cuando las leyes dejan de ser obedecidas".

El dia 8 de enero de 1927, los periódicos locales anunciaron que el portavoz de la Casa Blanca acababa de definir la política actual de los Estados Unidos con respecto a México y Nicaragua, en la forma siguiente:
"El primer deber de un gobierno es protejer las vidas y sus propiedades. Esa es una obligación primordial. Para eso son instituídos los gobiernos, y los gobiernos que faltan a dicho deber son peores que inútiles. El Gobierno de los Estados Unidos ha resuelto cumplir, hasta donde sus fuerzas lo permitan, con ese deber hacia sus ciudadanos en la frontera. A este Gobierno no les importa, ni le ha importado jamás, los/métodos empleados para dar esa protección". 

"Protección efectiva a las vidas u propiedades americanas es el único punto en que los Estados Unidos son tenaces".

[page 3]

CARTA ENVIADA AL PRESIDENTE COOLIDGE PROTESTANDO CONTRA LOS ASESINATOS DE RAYMONDVILLE
-3-

Es de esperarese, por consiguiente, que así como nuestro Gobierno en varias ocasiones ha puesto en práctica dichos principios desembarcando fuerzas armadas en países extranjeros con el objeto de protejer las vidas y propiedades de ciudadanos americanos, asimismo no ha de tener inconveniente en protejer las vidas de ciudadanos americanos dentro de nuestro propio país.

Nosotros, los ciudadanos americanos de origen mexicano, tenemos absoluta confianza en el concepto de nuestro Gobierno Federal tiene de lo que son el deber y la justicia.


El dia 24 de octubre de 1926, me dirigí a la/Señora Miriam A. Ferguson, Gobernadora de Texas, pidiendo que se hiciera una investigacioón del incidente a que me vengo refiriendo, más no he recibido contestacioón y, a lo que entiendo, nada se ha hecho para establecer la responsabilidad y castigar a los asesinos.

El dia 25 de enero de 1927 dirigí una suplica idéntica al nuveo Ciudadano Gobernador Dan Moody, pero hasta hoy no he recibido respuesta.

En enero de 1927, en virtud de una queja formulada por los deudos de las víctimas Nuñez, se hizo una investigación, pero el Gran Jurado [strikeout: del Condado de Willacy] del Condado de Willacy se rehusó a encausar a los presuntos homicidas. Sin embargo, esto se explica desde luego con el hecho de que existe un prejuicio muy fuerte, en el COndado de Willacy, contra personas de origen mexicano, no importa cual sea su ciudadanía. Además, se alega que algunos de los miembros de dicho Gran Jurado eran empleados de un hermano del "Sheriff" Teller, y otros son parientes políticos de él. Confío, por lo tanto, en que como Presidente de los Estados Unidos de América, Vuestra Excelencia orden[handwritten: ará] que nuestro Departamento de Justicia haga una investigación minucioa e imparcial del asesinato de esos indefensos (y, según parece, inocentes) ciudadanos americanos, cuya muerte ha causado a sus respectivos hogares tristeza y miseria.

Es innecesario el que no recuerde a Vuestra Excelencia que una investigación de esta naturaleza no solamente figaría la responsabilidad donde pertenece, sino que serviría también para volver a asegurar a todos los ciudadanos

[page 4]
-4-
CARTA ENVIADA AL PRESIDENTE COOLIDGE PROTESTANDO CONTRA LOS ASESINATOS DE RAYMONDVILLE

americanos de origen mexicano radicados en Texas, que sus derechos a la vida, la libertad y la felicidad siempre serán protegidos. Por otra parte, dicha seguridad vendría a fortalecer la confianza que ellos tienen en nuestro Gobierno y nuestras instituciones.

Me permito, además, acompañar dos recortes de periódico los cuales demuestran que el dia 5 del presente un Jurado de la Corte Federal, en Corpus Christi, Texas, encontró culpables del delito de peonaje al susodicho "Sheriff" Raymond Teller, en cuya custodia se hallaban las cinco víctimas a que me vengo refiriendo, así como [added" también A] algunos de sus diputados.

Respetuosamente,

ALONSO S. PERALES

Anexos:
2

Explicación: El "Sheriff" Teller y algunos de sus diputados fueron enviados a la penitenciaría por el gobierno federal por que obligaron a dos jóvenes anglosajones a trabajar en contra de su voluntad, lo cual constituye el delito de peonaje, pero dicho castigo nada tuvo que ver con los asesinatos de mexicanos a que nos venimos refiriendo. 

El Autor.

---------------------------------------------------

NOTA: Con el objeto de informar también a otros altos funcionarios públicos de la Nación acerca de las injusticias que se cometen con el pueblo mexicano en el Estado de Texas, cartas semejantes fueron escritas por el autor a las personas siguientes:
Honorable Dan Moody, Gobiernador de Texas.
Honorable Morris Sheppard, Senador de los Estados Unidos de América.

Honorable John Nance Garner, Representante del Distrito Congresal. Décimoquinto de Texas en el Congreso de la Unión.

Honrable Jogn G. Sargent, Procurador General de Justicia de los Estados Unidos de América.

Text Item Type Metadata

Original Format

Personal Collection

Citation

Perales, Alonso S., “To Su Excelencia Calvin Coolidge, Presidente de los Estados Unidos de America, Palacio Presidencial, From Alonso S. Perales, Febrero 14 de 1927.,” Recovering the US Hispanic Literary Heritage Digital Collections, accessed May 23, 2024, http://usldhrecovery.uh.edu/items/show/174.